Las imágenes de satélite cubren vastas superficies proporcionando mucha información en una sola captura pero requieren el uso de software específico para gestionar las diferentes geometrías y características de este tipo de información.